Hilos de colores _Elena Ferrándiz

15:31


Hace un tiempo ya os hable sobre el trabajo de Elena Ferrándiz en este post. El abrigo de Lupa es uno de esos cuentos que son un claro ejemplo de obras para adultos, de esas que hacen reflexionar y cuestionarse ciertas cosas porque es muy fácil que nos sintamos identificados.

La recomendación de hoy es igual de intensa en cuanto a sentimientos y capacidad de reflexión para los mayores. Hilos de colores trata el tema del alzheimer desde un punto de vista dulce y muy poético.
Toda la historia gira en torno a una niña y su abuela y se basa en la metáfora de que durante toda su vida la abuela ha ido tejiendo un abrigo con hijos de colores con todas las vivencias que ha pasado hasta que ese abrigo empieza a tener rotos que la familia va remendando...

Me parece súper bonito el concepto de que construimos nuestra propia esencia, la capa que llevamos visible de cara a los demás, a través de las viviencias que nos van aconteciendo y al mismo tiempo me hace pensar en la tristeza de las personas que a casusa de una enfermendad empiezan a perder sus recuerdos. ¿Qué somos las personas si no nos quedan nuestras vivencias, nuestras experiencias, nuestros recuerdos? ¿No es acaso verdad que nos quedamos desnudos, sin el abrigo de nuestra propia vida?

Tambien me parece interesante la reflexión que se hace tras la lectura de lo complejo que es para la familia la situación. Es otro el que esta enfermo, pero considero que padecen por un igual paciente y acompañantes.

Os dejo con un fragmento que me gusta mucho y que resume la metáfora del abrigo construido con hilos de colores:

"Érase una vez una niña que aprenció a tejer desde pequeña un vestido.En ese traje empezaron a mezclarse todos los colores del mundo de su memoria.
En él se entrelazaban el carmín de la sonrisa de su madre, el azul celeste de las tardes junto al río, el naranja de las pecas de su mejor amiga, el negro del adiós de su abuelo, el rojo intenso del primer beso..., y cada uno de esos recuerdos llenaba el tejido de matices y creaba una prenda única y maravillosa" (Elena Ferrándiz)

En cuanto a las ilustraciones, además de deciros que son preciosas como podéis comprobar, resaltar lo expresivas que son. Me encanta lo característico de sus personajes siempre de ojos grandes y los fondos trabajados con texturas.

Os dejo con algunas de las ilustraciones que más me gustan de este cuento,










Y por último un texto que me ha venido a la memoria cuando releía este cuento. Una declaración de amor preciosa que traspasa los límites de esta enfermedad:

“Un hombre de cierta edad vino a la clínica donde trabajo, para curarse una herida en la mano. Tenía bastante prisa y mientras lo atendía le pregunté sobre el motivo de su urgencia.
Me aclaró que tenía que ir a una residencia de ancianos para desayunar con su mujer que vivía allí.

Llevaba algún tiempo en ese lugar y sufría de la enfermedad de Alzheimer. Mientras terminaba de vendar la herida, le pregunté si ella se alarmaría en caso de que él llegara tarde esa mañana.

- No, me dijo, ella ya no sabe quién soy. Hace ya casi cinco años que no me reconoce.

- Entonces, le pregunté extrañado, ¿y si ya no sabe quién es usted, por qué esa necesidad ir todas las mañanas y de llegar tan puntual?

Me sonrió, y dándome una palmadita en la mano, me dijo: «Ella no sabe quién soy yo, pero yo todavía sé muy bien quién es ella»"

Por Gema Pérez Fernández

Que tengáis un miércoles lleno de felices recuerdos,
Vuestra caputxeta :)

Título_ Hilos de colores
Autor_ Elena Ferrándiz
Editorial_ Legua editorial


También te gustará

0 comentarios